aikido o sensei ueshiba takemusu goi yamaguchi kurata federacion aikikai budo gustavo romano

aiki-budo


-???-

aikido

Aikido


Espíritu del Aikido
Pensamientos de O´Sensei




“Mi dojo es la naturaleza, el Universo. Es una verdadera morada, un Dojo y un templo construidos por el Kami. Si lo miráis con los ojos del corazón veréis al maestro que posee la verdad científica y espiritual que os guiará a la iluminación. Es la síntesis de todas las escrituras sagradas. Las leyes de la naturaleza han nacido del amor y la armonía absoluta que emanan del proceso de la creación.

Es esencial que quienes sigan la Via del Aikido guarden estos principios en lo mas profundo de su corazón.”



Como ai (armonía) es igual a ai (amor), he decidido llamar "Aikido " a mi único Budô. Si bien la expresión "Aiki " es antigua, el uso que los guerreros daban en el pasado es diferente al mío.

El Aikido es no-resistencia. Como es no-resistencia, siempre es victorioso.


En el Aikido controlamos la mente del adversario antes incluso de hacerle frente, esto es, lo atraemos hacia nuestro interior. Caminamos por la vida con esta capacidad de atracción de nuestro espíritu e intentamos instaurar un visión global del mundo.


Los que desean aprender Aikido deben abrir sus mentes y recordar :
Ganar significa vencer a la mente en la discordia que hay dentro de uno mismo.
Los que tienen la mente retorcida y siembran la discordia están vencidos de ante mano.
En el Aikido es necesario tener una mentalidad de servicio entre todos los seres humanos
y no el deseo de ser fuertes o de practicar solamente para derribar al adversario.
Rogamos incesantemente para que no hayan peleas,
por esta razón prohibimos estrictamente los combates en Aikido.
El verdadero budô es la protección amorosa de todos los seres con un espíritu de reconciliación.
Reconciliación significa permitir la consumación de la misión de cada uno.



“El Mundo como una familia”

Yo siento que toda la gente es parte de mi familia. Las acciones de uno no son solamente para el beneficio de la familia cercana, sino para el beneficio de todos.

Actuando en esta forma, también creo que es importante proteger a toda la gente y a todas las cosas.

El significado de esto es que “si te conoces a ti mismo primero, llegarás a entender todo”.

En otras palabras, lo que se llama el “Ser”, existe porque contiene todo en el Universo.

Entendiendo esto, se hace posible clarificar el talento innato contenido dentro del “Ser”, y por lo tanto abrir el camino hacia los propios logros.

No obstante, esto no se puede conseguir solo: es logrado como resultado del Universo entero.

Es esencial conocer la relación entre esta “dimensión” y el “Ser”.

Aquello que se llama “hombre”, debe entender que él es un vehículo de creación y que el Ser y el Universo son uno en Sí mismo.

Como un niño del Universo, o como diría una persona religiosa, “como el Hijo de Dios debemos dedicarnos completamente a las tareas de este mundo.”

Esto es necesario para prevenir desorden en este mundo y permite la protección de todo.

Es absolutamente vital que observemos lo dicho anteriormente.

En suma, debemos darle vida a toda la creación.

El Aikido nos muestra la forma de lograr el camino para enriquecer la gran Fuerza de Vida del Universo y el Gran Orden que incluye el “macro mundo” de la Fuerza de Vida Universal y la “micro - dimensión” de todas las cosas vivientes.

A lo largo de la historia, numerosos profesores de religión y filosofía han aportado su mensaje de verdad y han hablado del poder último de la armonía. Sin embargo, ¿por qué han resultado victoriosos quienes han entablado una lucha encarnizada contra esta armonía sirviéndose de la fuerza destructiva del Budô?. Pocos profesores y filósofos supieron expresar esta verdad con todo su ser. Sus teorías, formuladas sólo en palabras, no podían educar sino a la mente. La verdad no es lógica.

Para descubrir esta verdad y alcanzar este poder último, es necesario empernder tres formas de entrenamiento simultáneas:
Debéis entrenar vuestra mente para estar en armonía con los movimientos del Universo.
Debéis entrenar el cuerpo para estar en armonía con el movimiento del Universo.
Debéis enternar el Ki, la fuerza del alma que unifica cuerpo y mente, para estar en armonía con el Universo.

Si la mente está en armonía con el Universo, las palabras deben estarlo también. Las palabras deben estar unidas con el Kami. Seguidamente, los movimientos del cuerpo han de armonizarse con las palabras. Este es el secreto que el Budô me ha enseñado.


Me he dado cuenta que el cuerpo y la mente deben estar unidos por el Ki antes de incorporarse al Universo.

A través de esta milagrosa función del Ki, el cuerpo y la mente pueden unirse y, en virtud del entrenamiento, comprenderéis la verdad universal. Entonces vuestra mente será límpida y vuestro espíritu irradiará salud. Os será posible resolver todos los conflictos y convertir esta tierra en un mundo de paz. Pero si se utiliza incorrectamente esta función milagrosa del Ki, el cuerpo y la mente zozobran en el desorden y el Universo deviene en caos. Es esencial que mente, cuerpo y Ki estén en armonía con los ritmos del movimiento universal.

El Aikido es la Vía de la Verdad. Y el entrenamiento del Aikido sirve para expresar la esencia de la verdad en la vida cotidiana. Es una expresión que genera el poder del Kami. Cualquier teoría en sí misma es inútil, debe ser llevada a la práctica. Con entrenamiento, la fuerza de la verdad se expande a la mente y el cuerpo y el Aikido los unirá con el Universo gracias al Ki.

Conferencia pronunciada por el Fundador. (Morihei Ueshiba)





"Deseo que las personas buenas escuchen la voz del Aikido, no para corregir a los otros si no para corregirse a si mismos."


Morihei Ueshiba


-???- | -???-